La identidad en una imagen: la queiloscopía en la identificación humana

  • Laura Cocco
  • Gastón Pezzuchi
Palabras clave: odontología forense, huellas labiales, identificación humana

Resumen

La identificación humana consiste en la recopilación de un conjunto de características determinantes en cada individuo y en el ejercicio comparativo de lo que se pretende identificar (Grimaldo, 2010). Es un prerrequisito para certificaciones de muerte y para razones personales, sociales y legales. Utiliza principios científicos, como registros dentales, huellas dactilares, estimación de la edad, diferenciación por grupos sanguíneos y comparaciones de ADN. Este último resulta ocasiones inaccesible. Los fundamentos de identidad de la queiloscopía han sido equivalentes a los descritos para la dactiloscopía. Las huellas labiales son únicas, invariables, permanentes, y permiten establecer una clasificación; no cambian a lo largo de la vida de la persona, salvo las modificaciones propias de la edad, referidas al tamaño de la huella, amplitud y grosor de los labios (Sims & Whittaker, 1989). Las mencionadas características han posibilitado construir una clasificación de ellas. La mucosa labial presenta diferentes surcos que generan lo que se denomina dibujo labial. El objetivo del presente trabajo es determinar la característica de individualidad de ese dibujo labial. Se realizó un estudio descriptivo de corte transversal a partir de la lectura de imágenes tomadas a una muestra de individuos. Las variables estudiadas fueron «labio superior» y «labio inferior», un muestreo aleatorio simple en el espacio con un nivel de confianza del 95 %; una proporción esperada de 0,5; precisión: 0,03 (3 % de error); donde n = 600. La edad mínima fue 21, y la máxima, 80; promedio: 40,93; modo: 37, y mediana: 36 años. No se hallaron dos imágenes con el mismo dibujo labial. De la muestra procesada, se puede concluir que, en los sujetos participantes, las huellas labiales resultaron únicas e irrepetibles.

Publicado
2022-07-15
Sección
Dossier